Hoy vamos en nuestro particular viaje por el mundo por una carretera que parece sacada de un cuento gótico. Esta avenida de hayas, situada entre Armoy y Stranocum en el Condado Antrim, Irlanda del Norte, antiguamente adentraba a la mansión de los Stuarts, llamada Mansión Gracehill en honor a su mujer Grace Lynd.

Son más de 150 hayas a lo largo de la carretera de entrada a la propiedad, para crear una sensación de grandiosidad. Una edificación natural de árboles, considerado como uno de los más bellos del mundo.

En la actualidad, este paraje es uno de los lugares más visitados de Irlanda gracias a la difusión que le ha dado la serie Juego de Tronos