Situada en el Parque nacional Yellowstone, en la cuenca del Midway Geyser en el estado de Wyoming, este peculiar lago es un fenómeno completamente natural.

La mayor fuente de aguas termales en los Estados Unidos, y la tercera más grande del mundo, detrás del lago Frying Pan en Nueva Zelanda y del lago Boiling en Dominica.

Con un diámetro de 90 metros y  50 metros de profundidad, sus aguas poseen unos colores vivos, resultado de bacterias pigmentadas en las biopelículas que crecen alrededor de los bordes de las aguas ricas en minerales.

Los colores que van cambiando según la estación del año, van del verde al rojo otorgando una visión impresionante a sus visitantes. Aunque sea en la lejanía ya que para disfrutar de la Gran Fuente Prismática y ver sus imponentes colores solo es posible desde el aire ya que sus aguas permanecen en constante ebullición y esto las hace peligrosas para el hombre.