Una expedición de dos fotógrafos españoles, Marta Bretó y Paco “Tato” Rosés, acompañados de tres guías locales fueron sorprendidos por una avalancha en Pakistán, en la zona del pico Kuksar Peak, en Passu.

En un principio se quedan mirando, sorprendidos, captando en momento con sus cámaras y viendo como, a una elevada velocidad, se les venía encima. Gracias a las rocas que había, pudieron esconderse entre ellas, saliendo todos los miembros de la expedición con vida, porque avalanchas a esa velocidad empuja todo a su paso y lo deja sepultado.

Paco Rosés ha declarado para el grupo Atresmedia que lo vieron de lejos pero que “de repente nos engulló”. “Los cristales de hielo viajan a unos 200 km/h”.