Hablar de fotografía y de la URSS es hablar de ZENIT, una marca soviética de cámaras fotográficas que ha marcado una época. La legendaria historia de esta cámara que conquistó el mundo comenzó en 1952, con la producción en la fábrica Krasnogorski de las primeras cámaras réflex de lente única. Desde entonces, seis generaciones de la Zenit pusieron la base para la leyenda, que surgió con el gran melocotonazo en 1965: la Zenit-E. Gran calidad, polivalencia y resistencia en un cuerpo compacto, lo cual sumado a poca competencia hicieron que esta cámara haya sido la más vendida de la historia, con mas de…. 8 millones de unidades!!

Resultado de imaxes para zenit camera using

Resultado de imaxes para zenit camera using

Tras este éxito llegaron otros modelos, como la Zenit-16 (primer modelo construido en plástico), pero con la llegada del digital, la marca comenzó su declive, hasta parar la producción en 2005. 13 años después la mítica marca vuelve a la carga con todo, eso si, en alianza con LEICA. Tanto tiempo en el dique seco ha obligado a buscar cobijo junto a la otra gran marca mítica, para poder sacar un modelo totalmente nuevo y recién presentado en la Photokina 2018. Zenit se ha subido al carro de las full frame sin espejo, como no podía ser de otro modo. Esta nueva Zenit-M ofrece como características mas llamativas un sensor CMOS de 24 megapixels, enfoque manual a través de telémetro y un muy llamativo Zenitar 35 mm f1 donde se puede leer bien en grande MADE IN RUSIA.

Para su vuelta al ruedo, Zenit ha apostado por un modelo propio con el que dejan claras sus prioridades, pero sin arriesgar demasiado, puesto que nos recuerda mucho a la  Leica M Type 240 “rusificada”. Esperaremos con ansia a diciembre para poder probarla.

Fuente: Leica Rumors