La infografía fue elaborada a base de los datos estadísticos en países seleccionados. Los sociólogos pasaron la encuesta entre los escolares de 15 años. La unidad de medida es una hora por semana.

Como vemos, ni siquiera en el ámbito académico la cantidad se correlaciona con la calidad. Como bien se sabe, los modelos educativos de Japón, Alemania y, sobre todo, Finlandia son punteros y dan unos resultados a los que aplaude (y envidia) el resto del mundo. Evidentemente, el secreto no está en los deberes de casa.