Con motivo del Día Mundial de la Limpieza, el pasado 15 de septiembre, Ecologistas sin Fronteras y una agencia eslovena, Futura DDB se unieron para crear una fuente de caracteres a partir de residuos recuperados en la naturaleza. Una forma de recordar que cada residuo puede ser reciclado y reutilizado incluso como un arte.

Esta tipografía, que naturalmente llamaron The cleanest font in the world (la fuente más limpia del mundo), incluye las 25 letras del alfabeto esloveno y está compuesta por todo tipo de residuos, como baterías, neumáticos, latas, ropa vieja, extintores, muebles, cascos, botellas, diversos aparatos eléctricos, etc. La tipografía está disponible de forma gratuita para todas las asociaciones ambientales. Lo podrán adquirir en color, en la forma en que se fotografió con los residuos visibles o como un archivo vectorial en blanco y negro. 

Pero no es la primera vez que se usa una tipografía como un arma poderosa para lanzar un gran mensaje. En 2017, en respuesta a la elección de Donald Trump, un grupo de empresarias estadounidenses creó The Feminist Letters, una fuente de escritura diseñada para transmitir un mensaje universal para la igualdad de género.

El objetivo era que las mujeres se apropiasen de esta tipografía, en las redes sociales o en medios impresos (carteles, carteles, volantes, etc.) para expresar sus opiniones feministas.

Fuente: Graphiline