Denis Mukwege y Nadia Murad han sido galardonados este viernes con el Premio Nobel de la Paz 2018. El Comité Noruego lo ha anunciado a las 11.00.

La categoría del Premio Nobel de la Paz es, sin duda, una de las más carismáticas y puede que el buque insignia de los Premios Nobel. El Premio Nobel de la Paz ha sido concedido 90 veces a un total de 120 premiados, siendo 97 de ellos, personas y el resto, 23, organizaciones distintas. De estas organizaciones han repetido el Premio Nobel de la Paz, dos de ellas: el Comité Internacional de la Cruz Roja, en tres ocasiones y el ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) en dos años distintos. La diferencia esencial con el resto de categorías de los Premios Nobel es que el Premio Nobel de la Paz es concedido en Oslo (Noruega) y no en Estocolmo.

Es el Comité Nobel Noruego, con 5 miembros quien se encarga de todo el proceso de nominación de candidatos y elección del ganador del Premio Nobel de la Paz. Cualquier información relativa a los nominados al Premio Nobel de la Paz ha de permanecer secreta durante 50 años. Esta restricción afecta a todas las personas que han intervenido en el proceso de nominación y selección.

Desde el año 2001 la suma que se lleva el ganador del Premio Nobel de la Paz es de 10 millones de coronas suecas, algo menos de 970.000 euros y algo más de 1.400.000 dólares americanos.

Mukwege, un ginecólogo que cura a mujeres violadas en la República Democrática del Congo (RDC), y la activista iraquí de origen yazidí Nadia Murad, de 25 años, exesclava del grupo yihadista Estado Islámico entraban en todas las quinielas y finalmente han sido los galardonados. Ambos, además, fueron ganadores del Premio Sajárov que concede el Parlamento Europeo. El Comité Noruego ha concedido el galardón por la labor de ambos en la lucha contra la violencia sexual.

La Premio Nobel 2018: Nadia Murad

La familia de Murad pertenecía a la minoría étnica religiosa yazidí y eran granjeros.Nadia vivía con su madre y sus 12 hermanos en el pueblo de Kojo, al norte de Irak. En 2014, cuando tenía 19 años, Murad era una estudiante cuando combatientes del Estado Islámico acorralaron a la comunidad yazidí del pueblo, asesinando a 600 personas – incluyendo a seis de los hermanos y hermanastros de Nadia – y tomando como esclavas a las mujeres más jóvenes. Aquel año, Murad fue una de las más de 6.700 mujeres yazidí tomadas como prisioneras por el Estado islámico en Irak.

Foto de archivo de Nadia Murad pronunciando un discurso tras ser galardonada como co-laureada del premio de derechos humanos Sakharov 2016 en Estrasburgo, Francia, el 13 de diciembre de 2016. FOTO: AFP

Fue retenida como esclava en la ciudad de Mosul, golpeada, quemada con cigarrillos, y violada cuando intentaba huir. Nadia fue capaz de escapar después de que su captor se fuera de la casa dejando la cerradura abierta. Fue acogida por una familia vecina que la ayudó a salir clandestinamente del área controlada por el Estado Islámico, permitiéndole llegar a un campamento de refugiados en Duhok, en el norte de Irak. En febrero de 2015, dio su primer testimonio a reporteros del diario belga La Libre Belgique mientras permanecía en el campamento Rwanga, viviendo en un contenedor. En 2015, fue una de las 1.000 mujeres y niños que se beneficiaron de un programa de refugiados del Gobierno de Baden-Württemberg, en Alemania, que se convirtió en su nuevo hogar.

El 16 de diciembre de 2015, Murad informó el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la trata de humanos y el conflicto, la primera vez que el Consejo era informado sobre trata de personas. Como parte de su rol de embajadora, Murad participa en iniciativas de apoyo global y local para concienciar sobre el tráfico de personas y los refugiados. Murad se ha mantenido cercana a las comunidades de refugiados y supervivientes, escuchando los testimonios de víctimas de trata y genocidio.

El Premio Nobel 2018: Denis Mukwege

El médico Denis Mukwege, de 63 años, ha pasado gran parte de su vida ayudando a las víctimas de violencia sexual en la República Democrática del Congo. En 1999 fundó, gracias al apoyo de las organizaciones de ayuda internacional, el hospital de Panzi, en la ciudad de Bukavu, al este del país. Como cirujano jefe de este centro, él y su equipo han intervenido a decenas de miles de mujeres violadas y víctimas de la ablación.Ha tratado a varias miles de mujeres desde la guerra de 1998 en el Congo, algunas de ellas más de una vez, y realizado hasta un máximo de 10 cirugías al día, durante sus 18 horas diarias de trabajo. Se ha descrito cómo sus pacientes llegan al hospital, a veces desnudas.  “El doctor Mukwege ha condenado repetidamente la impunidad por violaciones masivas y ha criticado al Gobierno congoleño y a otros países por no hacer lo suficiente para detener el uso de la violencia sexual contra las mujeres como estrategia y arma de guerra”, describe el Comité Noruego.

Denis Mukwege

“Acepto este premio por vosotras”, ha dicho Mukwege  desde el hospital Panzi, según informó el diario local Actualité. “Esto demuestra que vosotras (las mujeres) ya habéis sido reconocidas. Este premio no tendría sentido si no reconociera la lucha de la mujer”, añadió el ginecólogo.

Otros candidatos nominados

Dieciocho legisladores republicanos escribieron en mayo al comité del Nobel para nominar al presidente estadounidense, Donald Trump, al premio “en reconocimiento a su trabajo para poner fin a la Guerra de Corea, desnuclearizar la península coreana y llevar la paz a la región”. Muchos discuten “el rol que ha jugado Trump en llevar a Kim (Jong Un, el líder de Corea del Norte) a la mesa”.

El motivo es que todos los meses anteriores, encendió “una disputa al límite en la que amenazó con devolver al dictador norcoreano sus amenazas a EEUU con ‘fuego y furia como el mundo nunca ha visto”.

Por las mismas razones que Trump, la desnuclearización coreana, están nominados también al premio los líderes de las dos Coreas, Moon Jae In (Sur) y Kim (Norte).

Tras el peor periodo de tensión desde los años 50 del siglo XX, Time resalta que “gracias a sus líderes, ambos países han dado tentativos pasos hacia el desarme nuclear. El mes pasado, Kim prometió desnuclearizarse bajo la supervisión de inspectores internacionales”.

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont,  se encontraba entre los más votados de la lista de apuestas de la compañía Ladbrokes por su papel en la organización del 1-O.

Carles Puigdemont, uno de los nominados

“La figura insigne del referéndum de independencia extraoficial de Cataluña ha estado viviendo en el exilio en Bélgica desde que huyó para evitar el arresto de las autoridades españolas”, explica la revista Time.

Otro nominados son el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, el papa Francisco, el bloguero saudí Raif Badawi, detenido en 2012 por “insultar el Islam a través de la tecnología” y aún en prisión, y la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles.

Fuentes: El País, El rincón del vago, Wikipedia, The Huffington Post