El ex asesor de Donald Trump está intentando tejer desde Bruselas una internacional ultra desde Le Pen hasta Orbán, pasando por Salvini para constituir un grupo potente tras las europeas.

Ficha personal.

Stephen Kevin “Steve” Bannon (Norfolk, 27 de noviembre de 1953) es un ejecutivo de medios estadounidense, figura política, ex banquero de inversiones y ex presidente ejecutivo de Breitbart News. Se desempeñó como estratega jefe de la Casa Blanca en la administración del presidente de los EEUU, Donald Trump, durante los primeros siete meses del mandato de Trump hasta el 18 de agosto 2017, cuando fue despedido.​

Después de dejar la Casa Blanca, Bannon ha hecho campaña y ha ayudado a varios movimientos políticos europeos de derecha y xenofobos. Estos incluyen el Frente Nacional de Francia​ la Fidesz de Hungría,​ la Alternativa para Alemania,​ los Demócratas de Suecia, el Partido por la Libertad de Holanda, la Liga del Norte de Italia,​ el Partido de la Libertad de Austria, el Partido Popular de Suiza ​y el movimiento identitario paneuropeo.​ Bannon cree que los movimientos antes mencionados, junto con el japonés Shinzo Abe, el indio Narendra Modi, el ruso Vladimir Putin, el chino Xi Jinping y el estadounidense Donald Trump, así como líderes similares en Egipto, Filipinas, Polonia y Corea del Sur, son parte de un cambio global hacia el nacionalismo.

Los puntos de vista políticos y económicos de Bannon han sido descritos por otros como nacionalistas, populista de derecha​ y paleoconservador.​ Él se autoidentifica como conservador. A menudo se describe a sí mismo como un nacionalista económico, criticando el capitalismo amiguista, la economía austríaca y el capitalismo objetivista de Ayn Rand, que él cree que busca “hacer que las personas se conviertan en mercancías y objetivar a las personas”.

Un proyecto único en ciernes

Actualmente Bannon está en Europa para ayudar a impulsar una fundación con sede en Bruselas, llamada The Movement, cuyo objetivo es coordinar y asesorar a los partidos populistas de derecha que hacen campaña en las elecciones del próximo Parlamento Europeo de la próxima primavera. Hasta ahora, muchos de los políticos de extrema derecha del Continente han reaccionado con cautela ante los avances de Bannon.

The Movement, que Bannon describe como una “asociación flexible” de personas, no un partido político, fue establecido en enero del año pasado por Mischaël Modrikamen, un abogado de Bruselas y líder de un pequeño partido de derecha. Bannon comenzó a promocionarlo en julio. Bannon y Modrikamen se encuentran de gira por Europa buscando aliados para su proyecto, y se han visto con Salvini y con el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, y también tienen previsto reunirse con la extrema derecha danesa y finlandesa.

La visión alternativa de Bannon desde Cartoon Movement

En Eulixe.com nos interesa la figura de Steve  Bannon. Les dejamos aquí algunas declaraciones que él hizo en su entrevista a Político.

Concepto de The Movement. Según Bannon,  The Movement va a convertirse en una “infraestructura de victoria”, con encuestas, análisis de datos y de objetivos, para facilitar “formación para las situaciones de crisis y de respuesta rápida” e incluso unir a “populistas de derechas y de izquierdas, como ha pasado en Italia con Salvini y Di Maio”.

Tendencias políticas en el Occidente. “Trump y Brexit y [la elección general italiana en] marzo de 2018 están inextricablemente vinculados: es un rechazo a cómo están las cosas y es una forma de avanzar … es el pequeño hombre que dice ‘tenemos una mejor idea ‘… y lo primero es un rechazo de lo que las elites han impuesto a la civilización occidental “.

Italia, el “centro del universo político”. Bannon afirma que el gobierno italiano es un experimento para unir la izquierda y la derecha. “Un partido populista con tendencias nacionalistas como las 5Stars, y un partido nacionalista con tendencias populistas como la Liga … es imperativo que esto funcione porque muestra un modelo para las democracias industriales desde los EEUU hasta Asia”. […]”En todo el mundo, no encontrarás dos políticos que trabajaron tan duro como Salvini y Di Maio, sin dinero, llevando a sus partidos a estas increíbles victorias, y luego retrocedieron y dejaron que otra persona fuera la que iría al G7, el G20 y se sentara en la Oficina Oval con Trump … Nadie haría eso “, dijo Bannon, refiriéndose al hecho de que el primer ministro del país es Giuseppe Conte, un ex profesor de Derecho.

El abogado belga y fundador y presidente del Parti Populaire, Mischaël Modrikamen

España, ¿el próximo objetivo? Mischaël Modrikamen, la mano derecha de Bannon en la operación, reconoce que se han fijado en el nuevo líder del PP, Pablo Casado. “Hay mucha gente que son más mayoritarios y que no están tan lejos de nuestras convicciones, como Sebastian Kurz [canciller austriaco] y también Pablo Casado en España”, ha afirmado en Politico, en relación a quien llegó a lo más alto del PP reivindicándose como la encarnación de las esencias conservadoras y heredero directo de José María Aznar.