Menuda mañana movidita para los usuarios de instagram…al intentar entrar en la red social algo no iba bien…¿Están ahí mis vidas?

No había respuesta…

Los usuarios desconcertados no sabían que hacer con esa foto del desayuno perfecto.

Nadie iba a saber que te había levantado con positividad para afrontar el miércoles

La desesperación se apoderaba de los instagramers, no podían cotillear que hacían sus amores platónicos, su vecino, su artista favorito…

Histeria colectiva

La respuesta venía en otras redes sociales y en periódicos digitales con dudosos titulares.

Lo policía intentaba poner calma…

Cuatro angustiosas horas pero con final feliz, ya funciona… a posturear…