El original de este texto fue publicado en ruso en Radio Svoboda lo que le quitaría parte de credibilidad. Sin embargo igualmete ha sido compartido en un grupo de Vkontakte de apoyo al Donbass en rebelión contra el gobierno de Kiev. Desde nuestro conocimiento de la situación desde Eulixe hemos hecho la traducción de este material y lo publicamos en dos partes. Esta es la segunda parte del artículo. La primera parte se puede leer aquí.

¿Qué ha pasado en los últimos dos meses? Alexander Jodakovsky (en tiempos de Ucrania encabezaba el SBU en el Donbass, cambio al bando separatista en 2014) está viviendo en Rusia y no lo dejan entrar en Donetsk. “Desafortunadamente, mis esperanzas de regresar a casa antes del Año Nuevo y tener tiempo para ver a mis seres queridos este año no se han hecho realidad”, lamenta Jodakovsky.

El único recuerdo que queda del movimiento social “El baluarte de Donbass” es una enorme y desgarrada pancarta con el eslogan: “No hay nexos más sagrados que el compañerismo”. El sitio web del movimiento no se ha actualizado desde octubre, los tres miembros más conocidos del movimiento, Alexander Timofeev, Alexander Kostenko y el ex comandante de la Legión, Sergei Zavdoveyev, están fuera de las listas de los diputados del nuevo consejo popular y de la RPD en general. El canal “Oplot TV” se ha convertido en una empresa estatal y ahora se gestiona como todos los demás medios, es decir, con el presupuesto del Ministerio de Información de la república. No hay cuotas en el poder, ni rastro de la organización ni una protesta de las personas que lucharon en 2014-2015.

Soldados de la DNR en el frente de Dokuchaevsk en 2015 – Juan Teixeira.

Los héroes de la “Primavera Rusa”, Pavel y Ekaterina Gubarev, ahora están resolviendo problemas organizativos relacionados con el cierre de su canal de televisión y de los medios. En Novorossiya, grandes atrasos salariales, ya que los empleados del canal trabajaron como “voluntarios” sin contratos. La compleja economía del canal también se transfirió a las competencias de la empresa estatal y ahora está cerrándose por decisión del nuevo gobierno. La organización pública “El Donbass libre”ya no pertenece a los Gubarev, no se les ha permitido entrar en el consejo popular. Los esposos no han hecho protestas públicas desde octubre. Radio Liberty no pudo averiguar si la influencia de la familia en la cadena de supermercados Semerochka en Donetsk persiste, pero al menos una fuente cercana al gobierno de la RPD informó que el Ministro de comunicaciones “un hombre de Gubarev”, Viktor Yatsenko, podría perder su asiento en las próximas semanas. El ex presidente del consejo popular de la RPD, el comunista Boris Litvinov, tampoco ha tenido un escaño en el nuevo consejo popular. Litvinov y sus estructuras brindaron un servicio invaluable a los organizadores de la “Primavera rusa”: durante el referéndum del 11 de mayo de 2014, había muchas personas de Litvinov en las comisiones.

Sin embargo, el nuevo director del nuevo consejo popular también es comunista; Vladimir Bidevka es el diputado de la Rada Suprema de Ucrania de la 7ª convocatoria. Bidevka trabajó en su facción en Kiev hasta la disolución del parlamento por decreto que aprobó Petr Poroshenko el 25 de agosto de 2014; tras la expiración de sus poderes, se trasladó a Donetsk. El actual jefe de la RPD, Denis Pushilin, también estuvo ausente de junio a octubre de 2014, en el período más difícil para Donetsk. Todos los héroes públicos locales que participaron en protestas civiles u hostilidades de 2014 no han sido simplemente mandados a la reserva, sino que les han eliminado por completo del campo político por innecesarios.

Mientras tanto, todos los “héroes” demostraron una vez más su disciplina y su naturaleza libre de conflictos. “No entiendo dónde ha llegado a acabar Kostenko (diputado, jefe de la facción parlamentaria “República de Donetsk”), qué está haciendo ahora Zavdoveev (el líder de Oplot Donbass); dicen que Ekaterina Gubareva ha aparecido varias veces en la secretaría de Antonov (ministro de la RPD), comenta, desconcertada, la fuente del consejo popular de la RPD a Radio Liberty.

Alexander Jodakovsky es el último que realiza algún tipo de actividad pública, pero él también es enfáticamente leal a los intereses de los supervisores de Rusia. “Hoy he firmado una petición Vladimir Putin, que provenía de los círculos cercanos al Kremlin, con el fin de iniciar el intercambio de prisioneros. Tal vez no es una casualidad que la petición haya aparecido cuando tienen que decidir el destino de los marineros detenidos. ¿Ellos mismos se considerarán prisioneros de guerra? Así que los intercambiaremos por nuestros presos, basta matarlos en las cárceles”, escribió Jodakovsky antes del Año Nuevo acerca de la carta que fue firmada por él y varios periodistas de los círculos patrióticos rusos.

Locales comprando símbolos de la DNR en Donetsk en 2016 – Juan Teixeira.

Antes de que el equipo de los “círculos cercanos al Kremlin” levantaran la voz, la preocupación por el destino de “nuestros muchachos” en las cárceles ucranianas no era oportuna ni fue expresada por nadie públicamente.

Donetsk entra en el 2019 con una nueva baraja de cartas. Todo apunta a que no habrá una implementación del acuerdo Minsk-2 para el Donbass y, por lo tanto, se ha vuelto completamente innecesario el construir un frente para las negociaciones con Ucrania con personas lugareñas, así como el mantener al menos en los puestos simbólicos a las personas originarias de Donetsk. quienes creen, como el mismo Jodakovsky, en el “pueblo de Donbass” independiente y sus intereses especiales.

Esto puede indicar que el Donbass pronto enfrentará una exacerbación militar, y que, en vista de la situación desesperada en la política exterior, el Donbass ya no es visto como el caballo de Troya para Ucrania, sino que pasa a ser una región pobre pero típica de Rusia.

Pensionistas de Donetsk con la entrada del sótano donde duermen por los bombardeos – Juan Teixeira.

Después del asesinato de Alexander Zajárchenko, todo su legado se transfirió completamente al “control externo”. “Es el Estado que mantiene ahora a Natalya Zajárchenko y a los hijos del ex jefe según la ley adoptada, mientras que todo lo que él controlaba ha sido retirado”, explica la fuente del consejo popular de la RPD a Radio Liberty.Los activos de Zajárchenko han sido transferidos bajo el control de los vicepresidentes. Los objetos más importantes son la fábrica avícola de Shajtar (de los Mineros) que gestiona Martynov; Antonov controla la venta del combustible al por menor y al por mayor.

“En el teléfono móvil tengo una lista donde apunto cada semana lo que va adquiriendo Igor Martynov: una fábrica de pinturas en Gorlovka, una fábrica de aves de corral en Shajtersk, suministros de chatarra … “, cuenta otra fuente. – “En Donbas Martynov era gerente y ahora vive en Moscú.  Mientras tanto, Alexander Timofeev (“Tashkent”) ha mantenido su posición económica, cuyo núcleo principal es el control de la producción de cigarrillos falsificados en las fábricas de Donetsk y Debaltseve, su venta y contrabando a Rusia”.

Los activos de Alexander Timofeev, amigo y socio del fallecido Zajárchenko, son bastante públicos: varios empresarios de Donetsk confirmaron a Radio Liberty que el comercio minorista local recibe regularmente cigarrillos “estadounidenses” y entrega las ganancias al personal de “Tashkent”. Asimismo funciona la cadena de tiendas “Alkomarket”, a través de la cual venden productos de fábricas locales de vodka, los últimos también vinculados con “Tashkent”.

Ciudadana de la DNR ejerciendo su derecho al voto durante las elecciones de 2014 en Donetsk – Juan Teixeira.

 las ventanas de la oficina de Vneshtorgservis, que ha tomado el control de la mayor parte de la industria de Donbass, siguen iluminadas por las noches. En el otoño de 2018, el gobierno de la RPD transfirió  la planta de fundente dolomita de Dokuchaevsky a la empresa para el “control externo”. Al mismo tiempo, algunos activos, por ejemplo, minas líquidas Zasyadko y “Komsomolets Donbassa” permanecen controladas por la estructura de Alexander Anánchenko,. Además, antes del Año Nuevo, el diputado del Consejo Popular de la RPD, Vladislav Brig, anunció el inicio de la nacionalización de las marcas comerciales “Obzhor” y “Avoska” por parte del gobierno local. Así que  Alexander Ananchenko todavía tiene algo para gestionar.

La economía de la RPD, al parecer, está a punto de sufrir su propia revolución. Dos fuentes en Moscú (una cercana al séquito de Dmitry Kozak, la otra, de los funcionarios de la RPD que huyeron a la capital rusa) y una fuente cercana al gobierno de la RPD en Donetsk afirman que se están preparando para reformatear la empresa Vneshtorgservis, que administra todos los principales activos industriales de la república. Afirman asimismo que el ex oligarca ucraniano Sergey Kurchenko será alejado de todos los nuevos procesos. Según las fuentes, cabe esperar el cambio en los próximos seis meses.

Soldado de la DNR en una posición avanzada en el frente – Juan Teixeira.

Desde Eulixe añadiremos que a pesar de que el texto puede resultar un tanto pesimista en términos generales, se ajusta bastante bien a la realidad que se ha creado en Donetsk en vísperas del quinto aniversario del inicio de la guerra en la región. Donetsk sigue resistiendo contra viento y marea. Queda claro que ya no es una iniciativa popular y con alto grado de improvisación, sino que es un organismo pseudo-estatal bastante asentado.

El cambio de figuras se debe al paso del tiempo y a la propia política elegida por Rusia para la región. No es, al menos de momento, el camino de Osetia del Sur o Abjasia. Es el camino de Transnistria. Seguir dentro de un estado, el ucraniano, y ver venir el futuro. Si es una política acertada o no dirá el tiempo. Osetia y Abjasia tardaron más de veinte años en obtener el reconocimiento ruso, y mediante conflicto previo. Ahora Moscú busca dejar un pie dentro de Ucrania e impedir de este modo cualquier aspiración de OTAN de las autoridades de Kiev.

Por ello no es de extrañar que tras casi cinco años de conflicto, la organización se haya mejorado, aunque ello ha sido realizado mediante la colocación de figuras traidas de la propia Rusia para tal labor. Ya pasó en Crimea tras el referéndum. Para los habitantes de Donetsk, y Lugansk ya que es parte del mismo esquema, es una situación agridulce. Por un lado el movimiento revolucionario por el que se levantaron y han pagado un alto precio se ha extinguido. Por otro lado, Rusia se va haciendo cargo de ellos, con su ayuda se han defendido, y aunque su futuro es incierto, queda claro ya que nadie piensa en Moscú entregarlos a Kiev y sus tropas.