El 12 de febrero la Duma estatal de Rusia aprobó, en el primer debate, el proyecto de ley sobre la creación de Runet soberano, una red nacional independiente.

El grupo de trabajo formado por las operadoras móviles y proveedores de internet de mayor importancia en Rusia han recomendado realizar un test en la Red  para analizar amenazas reales y, como resultado, implementar medidas de protección adicionales.

Tras el análisis de amenazas, el grupo de trabajo recomendará  enmiendas para la segunda lectura del proyecto de ley. La portavoz y presidente del grupo de trabajo, Nataliya Kaspérskaya, no indicó la fecha exacta del test, comentando que el plazo para concluir las pruebas y formular propuestas será el próximo 1 de abril.

Natalia Kasperskaya, directora general de InfoWatch y presidente del grupo de trabajo que testará la nueva red

En 2014, tras la reunión del Consejo de Seguridad de Rusia se decidió crear una llamada copia de seguridad de la infraestructura, los “elementos duplicados” de la Red Global en Rusia. El objetivo era garantizar el funcionamiento ininterrumpido de Internet en el país en caso de amenazas imprevistas desde el exterior. Vladimir Putin reiteró la necesidad del proyecto tres años después, en la reunión del Consejo de Seguridad en 2017, estableciendo objetivos para la protección y el desarrollo de la infraestructura de información.

En diciembre de 2018, dos senadores y un diputado presentaron a la Cámara baja del Parlamento ruso un proyecto de ley que apunta a crear medidas de protección para Internet en Rusia. El proyecto se desarrolló teniendo en cuenta la estrategia de seguridad cibernética nacional de EEUU adoptada en 2018, que declara el principio de “mantener la paz por la fuerza”, y Rusia, junto con Irán y Corea del Norte, está acusada de ataques cibernéticos.

Según el proyecto de ley, las operadoras y los proveedores de Internet deberán “garantizar la instalación” en sus redes de medios técnicos para contrarrestar las amenazas.

El documento implica la creación de una infraestructura especial que puede reemplazar los servidores raíz extranjeros, informa Lenta.ru.

La ubicación actual de los servidores raíz en el mundo

Se informa que la infraestructura garantizará el buen funcionamiento de Internet en Rusia en caso de que las operadoras nacionales no puedan conectarse a la red global. Esto creará reglas especiales de enrutamiento de tráfico.

Los legisladores destacaron que estas medidas reducirán significativamente la cantidad de datos transmitidos al extranjero por los usuarios rusos.

La interferencia externa hostil en el segmento ruso de Internet puede bloquear el acceso a los portales y desestabilizar los sistemas de gestión en muchas industrias en Rusia, según comentó el viceprimer ministro Maxim Akimov.

“Si no hay un sistema de administración de red, pero se produce una interferencia, será demasiado tarde especular si era necesario o no”, dijo Akimov, explicando que en tal situación los residentes rusos no podrán usar ni un solo recurso de la red. “Todos los sistemas que  gestionan la producción y que ahora están colgados en la Internet pública, se colapsarán. Ese es el asunto, pero apenas se habla de ello”, agregó.

Maxim Akimov, el viceprimer ministro de Rusia

El viceprimer ministro señaló que el objetivo del nuevo proyecto de ley no consiste en manipular al pueblo ruso, dado que es “una tontería” y “solo es posible manipular a la sociedad por un tiempo”.

Según estimaciones preliminares, se necesitarán unos 26 millones de euros para convertir esta idea en realidad. No es una medida nueva y lleva tiempo discutiéndose como vemos. Rusia también ha lanzado su propio sistema de pagos, el MIR, una alternativa a Visa y MasterCard. Se ha lanzado un extenso programa para la sustitución de elementos fabricados fuera en los sectores claves como el energético o el militar. Está Rusia preparándose para la guerra o simplemente es previsora? Sea como sea, parece que será más difícil que en otros casos el tema de sancionar a Rusia.

Así que, como ya comentamos en este artículo, vamos hacia el mundo con tres Internets.