De izquierda a derecha, Rusell L. Schweickart, David R. Scott y James A. McDivitt, la tripulación de ‘Apolo 9’. NASA

El 13 de marzo de 1969 el comandante James A. McDivitt junto con los astronautas David R. Scott y Russell L. Schweickart, regresaban a la tierra después de haber concluido con éxito su expedición en la misión Apolo 9.

Fue el noveno vuelo del programa espacial Apolo (orientado a localizar una zona adecuada de la luna para realizar un posible alunizaje) y aunque no fue la primera misión tripulada, si que fue el primer vuelo que se enviaba con tripulación para probar el módulo lunar. Es decir, sería la primera misión en la que los astronautas probarían, entre otras cosas, la cápsula que se utilizaría para acercarse a la luna y que la NASA bautizó con el nombre de Spider (por su forma parecida a la de una araña).

Scott realizando labores de mantenimiento en el módulo lunar. NASA

En la misión se realizaron tamién pruebas para medir la reacción del organismo al espacio, la falta de gravedad, la resistencia de los trajes y los equipos de comunicaciones.  Para ello Schweickart hizo una salida al espacio de 37 minutos en la que se probó el traje que se utilizaría en el descenso a la luna y también alejaron el módulo lunar “Spider” a unos 160 kilómetros del múdulo de mando “Gumdrop”.

El módulo lunar “Spider” visto desde el módulo de mando “Gumdrop”. NASA

Tras 10 días, una hora y 54 segundos los tres astronautas regresaban a la tierra después de haber finalizado con éxito su misión y lo hacían sobre el Océano Atlántico Norte.

Operarios recogiendo la cápsula “Gumdrop” tras su amerizaje en el Océano Atlántico Norte. NASA