El negocio de las casas de apuestas y salones de juego no cesa de crecer en el estado español. Durante el último trimestre del año, tan solo el sector del juego online en España movió más de 4.842 millones de euros, un 14% más que el mismo trimestre del año anterior (datos de la Dirección General de Ordenación de Juego). Un volumen de negocio gigantesco, que tiene como contrapartida graves problemas sociales, adicción y miseria.

Son muchos los colectivos sociales que piden una legislación más severa para frenar el crecimiento de los casos de ludopatía que ya se extienden como una plaga en muchos barrios pobres de la península, y que son los daños colaterales del crecimiento económico de un pequeño núcleo de empresas del sector del juego. No es que la adicción sea cuestión de nivel económico, pero sí es cierto se alimenta de la desesperación y la pobreza, vendiendo una falsa ilusión de éxito mediante la posibilidad de ganar dinero rápido y sin esfuerzo. Sin embargo, en este tipo de juegos la banca SIEMPRE gana, y ahí están los datos para corroborarlo. El usuario gana las veces necesarias para engancharse, pero a largo plazo siempre pierde. Una ilusión o engaño que es la base de este negocio millonario y del descalabro económico de miles de personas. ¿Debe permitirse dicho engaño?

Pintadas en contra de casas de apuestas en Moratalaz (mayo 2018).

Debido al actual movimiento de estos colectivos sociales y algunos gobiernos autonómicos en busca de una legislación más justa, el lobby del juego ha movido ficha. Y lo ha hecho reuniéndose durante 2018 con 96 políticos españoles. Estos encuentros de la patronal Cejuego con representantes públicos han sido dados a conocer por la multinacional Codere, asegurando que al menos el 70% de las reuniones corresponde a parlamentarios autonómicos.

Los detalles de estas reuniones no han trascendido como es lógico, sin embargo no resulta difícil entender cual es su objetivo. En un momento crucial para un sector con tal margen de negocio, una legislación más dura podría significar pérdidas millonarias. En octubre de 2018, Gobierno y Unidas Podemos acordaron aprobar una regulación de la publicidad del juego de azar y apuestas online. Sin embargo este acuerdo estaba ligado a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, por lo que esta medida acordada para “proteger a la ciudadanía frente a la adicción a las apuestas y los juegos de azar y la ludopatía”, tal y como aseguró Pedro Sánchez, ha quedado en el aire. Veremos en los próximos meses cómo avanzan las negociaciones en este sector y si se sigue imponiendo el beneficio de las empresas al bienestar social.

Mapa con casas de apuestas pertenecientes a Codere.

Fuente: eldiario.es