El Camp Carrer Indústria fue el primer campo en propiedad que tuvo el Fútbol Club Barcelona y llevaba ese nombre porque estaba situado en la calle Industria (conocida hoy como la calle París).

 

Partido contra el Auckland Wanderes en el Camp del Carrer Indústria en 1912. Foto: AFCEC

 

Fue el 14 de marzo de 1909 cuando se inauguró este campo que medía 91 metros de largo y 51 de ancho. Solo tenía una grada de dos alturas en la que cabían unas 6.000 personas, por eso cuando había un partido importante la gente se subía a los muros que rodeaban el campo y dejaban sus traseros fuera. De ahí el término “culés” con el que se denomina en la actualidad a los aficionados del Barcelona.

Aficionados viendo un partido desde el muro del Camp del Carrer Indústria.

 

Aunque el Club había sido fundado en 1899, no había tenido un campo fijo hasta que compró el Camp del Carrer Indústria y había estado disputando los partidos en zonas alquiladas o prestadas como el velódromo de la bosanova, el campo del Hotel Casanovas, el campo de la Carretera de Horta o el campo de la calle Muntaner.

El campo no era nuevo, ya que había sido propiedad del Hispània Athletic Club y fue el espacio oficial del Fútbol Club Barcelona durante 13 años, hasta que el 20 de mayo de 1922 el club se trasladó a la Travessera de les Corts (Camp de Les Corts), donde estuvo hasta el 24 de septiembre de 1957, fecha en la que se inauguró el Camp Nou.