Las dietas poco saludables (exceso de salazúcar y productos procesadosfueron responsables de 11 millones de muertes en 2017 (un 22% de todos los fallecimientos registrados en adultos), por encima de las que provocan el tabaco y el cáncer. Una investigación liderada por la Universidad de Washington y financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates, en la que han participado más de 130 científicos de casi 40 países, confirma un cambio de tendencia entre las principales causas de mortalidad: las infecciones y los problemas congénitos tienen cada vez menos peso, al tiempo que aumentan las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes. La buena noticia es que en el estudio, que ha publicado la revista especializada The Lancetestablecen un ranking entre los 195 países estudiados en el que España ocupa el tercer lugar (tras Israel y Francia) entre los que menos mortalidad registran a causa de la alimentación. En el lado opuesto están Uzbekistán y Afganistán que es dónde se registra mayor relación entre muertes y dietas poco saludables.

Si tenemos en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en nuestra dieta no deberíamos ingerir más del 30% de grasas en toda la ingesta calórica que realizamos diariamente. Además, las grasas saturadas, las que aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculáres, deberían ser inferiores al 10%. En cuanto a el azúcar su ingesta también debería reducirse a menos del 10% diario y sobre todo limitar el consumo de bollería y bebidas azucaradasTodas estas recomendaciones deberíamos tenerlas muy en cuenta para aplicarlas en nuestras dietas y así evitar problemas y enfermedades cardiovasculares graves que pueden causar incluso la muerte.  Pero según la investigación de la Universidad de Washington, parece que estos consejos no son puestos en práctica, ya que en el mundo mueren cerca de 10 millones de personas por enfermedades cardiovascularesotras 900.000 por algún tipo de cáncer relacionado con la mala alimentación, como por ejemplo el cáncer de cólon y otras 300.000 muertes son provocadas por la diabétes

 

¿Dónde falla nuestra dieta? 

De los resultados de la investigación se extrae también que la mayoría de las dietas son bajas en frutas, legumbres y vegetales. En cuanto a los lacteos, la fibra, los frutos secos, y los alimentos marinos con omega-3 también se ha encontrado una deficiencia, pero por el contrario se ha observado que generalmente había un consumo alto en grasas poliinsaturadas y trans, además de mucha carne roja y procesada. También se llegó a la conclusión de que se consumían muchas bebidas azucaradas y un exceso de salTodos estos factores juntos, son los que pueden producir las graves enfermedades cardiovasculares que anualmente terminan con la vida de millones de personas.  

Aún asíparece que la dieta mediterránea no es del todo mala. España es uno de los países que menos mortalidad registra por problemas asociados a la mala alimentación. Del estudio se extraen diferentes listados relacionados con muertes por consumo de diferentes alimentos y España está en el puesto 155 en cuanto a mortalidad asociada por consumo de carnes procesadasTeniendo en cuenta que cuanto más se acerca a la primera posición en la lista, es mayor el número de muertes, el país mediterráneo se encuentra muy bien situadoOtras posiciones en las que hay que destacar por el bajo índice de mortalidad es en la de muertes por consumo de carnes rojas (puesto 168) o por consumo de leche (puesto 151)Aunque los niveles elevados de ingesta de sal sitúan a España entre los países que más muertes registran por esa causa. Según ciertos análisis llevados a cabo por el doctor Stephen S. Limurólogo en el Centro Médico de Nebraska, el exceso de sal es un factor determinante en 5 de cada 100  personas que mueren por problemas relacionados con la alimentación.

El exceso de sal es un factor determinante en 5 de cada 100 personas mueren por problemas relacionados con la alimentación. FUENTE: BRU-NO

¿Sabemos cómo tenemos que comer?

Muchas veces creemos que estamos llevando una buena alimentación porque comemos variadopero como el propio estudio concluye, es tan preocupante lo mucho como lo pocoya que una dieta pobre (en los alimentos que deben estar presentes) es responsable de más muertes que cualquier otro factor de riesgo en el mundo . El exceso de sal provoca numerosas enfermedadespero el hecho de que no se produzca una injesta adecua de comidas saludables también es preocupante. Por eso es importante saber cuáles son las cantidades diarias recomendadas por la OMS, para que sepamos por donde vamos bien, y en dónde fallamos:

Fruta. 250 gramos.

Otros vegetales. 360 gramos.

Legumbres. 60 gramos.

Granos integrales. 125 gramos.

Nueces y semillas. 21 gramos.

Carne roja. 23 gramos.

Carne procesada. 2 gramos.

Bebidas azucaradas. 3 gramos de azúcar al día.

Fibra. 24 gramos.

Calcio. 1,25 gramos.

Omega-3. 250 miligramos.

Ácidos grasos poliinsaturados. 11% del total de energía.

Ácidos grasos trans. 0,5% de la energía.

Sodio (sal). 3 gramos expulsados por la orina.

En la mayoría de los países donde se llevó a cabo el estudio se descubrió que en ellos no se alcanzaban los niveles recomendados de consumo de alimentos saludables. De los 15 indicadores dietéticos estudiados desde 1990 hasta 2017, se obtuvo la conclusión de que las dietas bajas en cereales integrales y fruta y que mostraban alto contenido en sodio (sal), azúcar y grasas, representaban más del 50% de las muertes relacionadas con la dieta. La otra mitad de los fallecimientos venían derivados del consumo excesivo de carnes rojas, procesadas, bebidas azucaradas y grasas trans.

Las dietas bajas en cereales integrales y fruta y que muestran alto contenido en sodio, azúcar y grasas, representan más del 50% de las muertes relacionadas con la dieta. FUENTE: SILVIA RITA

¿Qué se puede hacer? 

El problema en la mayoría de los casos es que estos datos son totalmente desconocidos. La gente sabe que es importante comer bien y llevar una dieta sana y equilibradapero muchas veces se desconoce que es exactamente eso de una alimentación saludableParece que el dato de que comer 5 piezas de fruta al día es el único que se nos ha quedado grabado, y eso es gracias en parte, a campañas de publicidad que nos lo han recordado en alguna ocasión y se nos ha quedado grabado en la memoria.

El propio autor de la investigación, el director del Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington, Christopher Murray, cree que esa en una de las grandes carencias de la sociedad actual. Las campañas enfocadas a las buenas prácticas de nutrición son escasas y hay que invertir más esfuerzos en promocionarlas y reinventar las que ya existen.

Aunque los propios autores avisan de que las conclusiones del estudio son muy generales, porque no se han conseguido datos detallados de todos los países, lo cierto es que la mala alimentación provoca numerosas enfermedades que en muchos casos provocan la muerte y que lo primero que hay que hacer es concienciar de la importancia de una buena alimentación desde la base, ya sea a través de campañas, o de programas educativos específicos que enseñen a comer sano desde bien temprano.